Las Navidades en Coín ofrecen un mes de actividades de ocio

 

 

La pista de hielo, el poblado navideño y el concierto de artistas locales serán las grandes citas de la programación.

La concejalía de Festejos ha preparado unas navidades cargadas de actividades de ocio para toda la familia, aunque como no puede ser de otra manera, pensando en los más pequeños de la casa. Los actos arrancarán el día 5 de diciembre y a partir de ese momento se sucederá un mes de eventos de lo más singulares.

Esta mañana, el alcalde, Fernando Fernández, acompañado por la concejala de Festejos, Dori Luque; y el portavoz del gobierno, Francisco Santos; han presentado la programación que tiene como grandes novedades con respecto a otras ediciones.

Lo primero que han destacado los responsables municipales ha sido el esfuerzo que se ha hecho para incrementar la iluminación y decoración en las calles y plazas, tanto en el centro de Coín como en la periferia, como es el caso del alumbrado que discurre por la avenida de España y que llega este año hasta el parque de San Agustín. Una iluminación que podrán ver todos los vecinos a partir del día 5.

Entre las actividades más destacadas se encuentra el poblado de navidad con Papá Noel y talleres infantiles; la Fiesta de la Música por la igualdad en la que actuarán los artistas locales: Aula 16, D’Vuelta, Alejados y Viva Reina, en la plaza Alameda; el espectáculo de magia con Manolo Carambolas; o la instalación de una gran pista de hielo.

No faltarán actos tradicionales como la Cabalgata de Reyes que este año además de los Reyes Magos montados en camellos, contará con la animación de un gran pasacalles y carrozas; el pleno de la Rosquilla; la muestra de Villancicos y el Belén Municipal.

Pero, sin duda, uno de los mayores atractivos de la programación será la celebración de la Nochevieja, porque si hay un pueblo en la provincia de Málaga que celebra una fiesta de fin de año realmente original ese es Coín. Como si de un gran carnaval se tratara, miles de vecinos y visitantes, celebran la Nochevieja disfrazados y llenan las plazas y calles de diversión. Todo comienza antes de las doce de la noche en la plaza Bermúdez de la Rubia, o conocida popularmente como “plaza del Pescao”, donde todos esperan a que suenen las doce campanadas desde la iglesia de San Juan. Amigos y familias al completo ponen su ingenio a la hora de elaborar los disfraces y un sinfín de accesorios, carruajes y complementos que nos trasladan a un carnaval. Tras comerse las uvas, la animación continúa en las calles y en la plaza Alameda, donde el Ayuntamiento instala una gran carpa abierta a todo el público, en la que habrá música hasta bien entrada la noche.