La Diputación destina 18 millones a 99 municipios para reactivar la construcción

El Plan de Impulso a la Economía Local, que forma parte del Plan Málaga y que se nutre del remanente del Patronato de Recaudación, ha sido aprobado con el apoyo de PP, Ciudadanos y el diputado no adscrito y la abstención de PSOE y Adelante Málaga

Cada ayuntamiento podrá presentar un máximo de dos proyectos cuya cuantía mínima deberá ser de 30.000 euros más IVA.

El pleno de la Diputación de Málaga ha aprobado el denominado Plan de Impulso a la Economía Local, una propuesta que, enmarcada dentro del Plan Málaga, destina un total de 18 millones de euros provenientes del Patronato de Recaudación a los 99 municipios que forman parte de esta entidad; y que tendrán que ser destinados a obra nueva con el objetivo de reactivar el sector de la construcción.

“Es imprescindible que en el actual contexto social y económico, las administraciones públicas, cada una dentro de sus posibilidades y competencias, hagamos un esfuerzo por reactivar los principales sectores productivos y generadores de empleo de nuestra tierra”, ha expuesto el presidente de la Diputación de Málaga, que ha valorado el esfuerzo que se está llevando a cabo para dotar de liquidez a los ayuntamientos de la provincia.

De esta forma, los ayuntamientos que forman parte del Patronato de Recaudación, que son un total de 99 –están fuera Málaga, Alhaurín el Grande, Benalmádena y Fuengirola— recibirán un total de 18 millones de euros cuyo reparto se ha llevado a cabo de forma proporcional a la participación de estas entidades locales en los premio de recaudación del Patronato.

Esta cuantía deberá destinarse necesariamente a proyectos de obra nueva, ya que la intención es facilitar la reactivación del sector de la construcción. Para ello, cada ayuntamiento podrá presentar un máximo de dos proyectos cuya cuantía mínima deberá ser de 30.000 más IVA.

“Es una cantidad importante que se pone desde ya a disposición de los ayuntamientos, con la única condición de que se destine a nuevas construcciones, lo que a buen seguro va a servir para dinamizar la economía local de los pueblos y ciudades de la provincia, además de una consecuente creación de empleo”, ha destacado el presidente provincial.

Esta cuantía forma parte de los 70 millones de euros que el Plan Málaga contempla para los ayuntamientos de la provincia, cuantía que en parte está compuesta por fondos incondicionados y por partidas que, como esta, deben destinarse a proyectos de construcción y obra pública.

“Desde el inicio de esta crisis sanitaria, con graves consecuencias en lo económico y en lo social, hemos defendido desde esta Diputación que la reactivación económica debe articularse a través de los ayuntamientos, que son las administraciones más cercanas al ciudadano y las que mejor conocen las necesidades de cada territorio. Hoy damos un paso más en este sentido”, ha concluido Salado.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: